Artículos / Ejercicio Físico / Sueño / Blog

DEPORTE Y SUEÑO. LA UNIÓN HACE LA FUERZA

deporte / Ejercicio Físico / hábitos saludables / Sueño
0
(0)

Hacer deporte y dormir, dos actividades fundamentales en nuestro día a día para mantenernos saludables. 

Pero ¿son actividades complementarias la una de la otra? ¿Tiene influencia el ejercicio físico sobre el sueño y viceversa? La respuesta es SÍ. 

La práctica de ejercicio está considerada como un acercamiento efectivo (y no farmacológico) para mejorar el sueño, y, a su vez, el sueño nos permite regenerar adecuadamente los músculos, tendones y articulaciones que activamos durante el ejercicio.

Gracias a este artículo de divulgación de la Doctora Irene Rubio Bollinger, neurofisióloga del Hospital Quirónsalud de Toledo, os contamos por qué es tan importante para el cuerpo descansar correctamente y qué repercusiones tiene sobre el sueño el hecho de realizar ejercicio. 

¿Cuál es la relación entre ambos? 

Entender la relación entre el sueño y el deporte es muy fácil: si hacemos poco ejercicio y además dormimos mal, no aprovecharemos los beneficios que ambos reportan sobre nuestra salud. En cambio, si seguimos una rutina de ejercicio combinada en tiempo y forma con una rutina de sueño, sí podremos aprovechar el potencial que tienen ambas cosas bien coordinadas sobre nuestra salud, y, por lo tanto, el resultado será óptimo. Por esto mismo, es por lo que son actividades muy complementarias entre sí. 

Lo ideal es combinar una cantidad suficiente de ejercicio físico con una buena calidad de sueño. Conseguir un sueño profundo nos permitirá recuperarnos bien, ya que es en estas fases de sueño profundo donde se produce mayormente la reparación muscular y de otros tejidos. 

Por otro lado… ¿Cuándo es mejor entrenar? ¿Por la mañana o por la noche? 

Lo cierto es que no existe una respuesta universal, ya que todo depende de la persona y de su cronotipo, siendo el reloj biológico y la genética los responsables de que unos prefieran hacer deporte por la mañana o otros a horas más tardías. 

Aún así, nuestros profesionales de la salud nos recomiendan realizar deporte por la mañana o a primeras horas de la tarde, ya que realizar ejercicio intenso muy cerca de la hora de acostarse puede producir dificultades para conciliar el sueño.  Además, tal y como nos cuenta la Doctora Irene en su artículo, realizar ejercicio por las mañanas tiene algunos beneficios, como por ejemplo que se puede realizar al aire libre y con luz solar cuando es invierno. La luz solar produce que los niveles de melatonina disminuyan, haciendo subir la temperatura corporal, lo que nos ayuda a despejarnos. También se ha comprobado que rendimos mejor después en el trabajo o durante el estudio porque con el ejercicio secretamos endorfinas, que además de relajarnos mejoran el humor y mejoran el rendimiento y la memoria.

Tips a tener en cuenta

Lo que ha quedado claro es que el ejercicio físico de forma general nos va a ayudar a tener un mejor sueño, sin embargo, hay ciertas consideraciones que debemos tener en cuenta: 

  • En primer lugar, debemos adaptar tanto las actividades como la intensidad de estas a nuestra edad y a nuestras condiciones físicas. Es muy importante que cada uno se conozca y se adapte a sus capacidades y habilidades físicas
  • Por otro lado, hay que tener en cuenta la intensidad y la duración de nuestras sesiones de entrenamiento, ya que, dependiendo de esto, debemos ajustar en igual medida el sueño nocturno, ya que probablemente necesitaremos más tiempo de sueño para poder restaurar bien nuestro cuerpo. Un sobreentrenamiento sin un descanso posterior adecuado puede inducir a problemas de salud. 
  • Otro aspecto importante es hacer un buen descanso, porque, parecerá mentira, pero esto nos ayudará a evitar las lesiones, ya que, si hemos dormido bien los tejidos se regeneran y reparan adecuadamente, evitando así las lesiones. 
  • Y, por último, si además de hacer deporte añadimos alguna otra rutina antes de acostarnos como leer, una ducha caliente o un vaso de leche, esto nos ayudará a relajarnos y conseguir iniciar el sueño de manera natural y eficaz. 

Como conclusión, podemos decir que la clave y equilibrio entre el sueño y ejercicio lo encontraremos si mantenemos horarios regulares y con rutinas, ya que así ayudaremos a que nuestro organismo funcione de manera coordinada y saludable. 
¡Así que ya sabes, prepárate tu rutina de deporte y sueño para mantener healthy al 100%!

¿Has aprendido algo con este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.