¡Buenas noticias para el planeta!

Inicio > Blog > > ¡Buenas noticias para el planeta!

Equipo Stay Healthy

Artículos

¡Buenas noticias para el planeta!

Temática: Artículos - Salud y Medio Ambiente -

Queremos compartir contigo un titular que nos ha alegrado el día: ¡hemos conseguido reducir la contaminación y su impacto en nuestra salud! Como indica este artículo, entre 2005 y 2020 las muertes provocadas por las partículas que genera el carbón han bajado un 16%, principalmente gracias al descenso de la contaminación atmosférica.

Y es que, como sabes, la salud del planeta y la humana son una. Lo que impacte en el entorno acaba impactándonos a nosotros inevitablemente, así que estas cifras son una gran noticia en la batalla contra el cambio climático. 

Para que no se te escape ningún detalle de esto cuando se lo cuentes a tus amigos, repasamos contigo qué son los combustibles fósiles y qué implican. ¡Apunta!

¿Qué son los combustibles fósiles?

Son recursos energéticos no renovables. Esto quiere decir que se agotan. Desde la Revolución Industrial han sido nuestra fuente de energía principal. Provienen de materia orgánica que durante cientos, miles, millones de años se estuvo descomponiendo. Los más comunes son el petróleo, el carbón y el gas natural.

¿POR QUÉ SON PERJUDICIALES PARA LA SALUD?

A pesar de ser una fuente de energía que calienta y alumbra nuestros hogares, además de ayudarnos a producir todo lo que tenemos, los combustibles fósiles tienen un lado oscuro. Cuando los quemamos, liberan una gran cantidad de sustancias que contaminan el aire con partículas muy dañinas para los pulmones que provocan problemas como enfermedades respiratorias, fallos cardiovasculares y casos graves de asma. 

¿CÓMO AFECTAN AL PLANETA? 

Todos hemos escuchado hablar del calentamiento global y el cambio climático. Nuestros protagonistas del artículo, los combustibles fósiles, contribuyen y aceleran estos procesos, amenazando nuestro entorno y planeta. 

Ahora que entendemos un poco más sobre los combustibles fósiles y sus impactos debemos preguntarnos qué podemos hacer para seguir reduciendo su uso. ¡Aquí van algunos tips! 

  • Opta por transportes sostenibles: prioriza vehículos como la bicicleta o el transporte público siempre que se pueda. Y te recomendamos uno más: ¡caminar! Además de ser cero contaminante, es buenísimo para tu salud. 
  • Apaga, ¡no dejes en stand-by!. ¿Sabías que los aparatos electrónicos aún consumen energía cuando están en modo stand-by? Apaga tus dispositivos por completo cuando no los estés usando. 
  • Dale amor a las energías renovables: anima a tu familia a usar más energías, como la solar o la eólica. 
  • Compra local y sostenible: opta por productos locales, ya que estos tienen una menor huella de carbono -han contaminado menos porque han recorrido poco camino hasta la tienda-. Reduce, reutiliza, recicla: práctica las tres erres. ¡Puedes darle una segunda vida a muchas cosas antes de desecharlas y, así, compensar las emisiones que produjeron cuando se crearon!
  • Cuida tu consumo de agua y electricidad: recuerda que la energía de nuestro hogar proviene de combustibles fósiles, por lo que un pequeño cambio como cerrar el grifo mientras te lavas los dientes o apagar las luces al salir de una habitación puede hacer una gran diferencia.
  • Conoce y comparte: infórmate sobre la importancia de reducir la contaminación y comparte ese conocimiento con tus amigos y familiares. ¡Creemos conciencia colectiva!

Recuerda: no se trata de hacer cambios drásticos de la noche a la mañana, sino de pequeños pasos que, juntos, generen un gran impacto positivo en nuestro entorno. ¡Tú puedes ser parte del cambio hacia un futuro más limpio y sostenible!

Si quieres saber más sobre salud y medio ambiente te recomendamos leer sobre cómo la contaminación influye en tu salud.

¿Has aprendido algo con este artículo?

5 / 5. Recuento de votos: 1

Recuento de votos: 0