Mitos y prejuicios de ir al psicólogo

Inicio > Blog > > Mitos y prejuicios de ir al psicólogo

Carmen Barceló

Psicóloga clínica en Hospital Quirónsalud Málaga

Artículos

Mitos y prejuicios de ir al psicólogo

Temática: Salud Mental -

¿Alguna vez te has planteado ir al psicólogo y no lo has hecho por miedo al qué dirán o por vergüenza? ¿O directamente no te has planteado acudir porque “no estás tan mal”?

La realidad es que existen un gran número de mitos y prejuicios alrededor de la idea de “ir al psicólogo” que pueden frenarnos a la hora de tomar la decisión. Sin embargo, lejos de lo que mucha gente piensa, no hace falta tener un problema grave para ir al psicólogo. A veces sentimos malestar general o incomodidad interna que no sabemos gestionar y nos impide sentirnos bien.

Un psicólogo puede aportarnos herramientas que no solo resultan beneficiosas cuando tenemos un problema, sino en nuestro día a día. Por ejemplo, puede ayudarnos a:

  • Conocernos mejor.
  • Tomar decisiones complicadas.
  • Desarrollar nuestra inteligencia emocional.
  • Cuidar nuestras relaciones afectivas.
  • Incrementar nuestra autoestima.
  • Superar nuestros límites.
  • Mejorar nuestro autocuidado

Muchas veces, restamos importancia a lo que nos sucede en el día a día o no lo hablamos con nadie porque pensamos que no es necesario o que puede resultar pesado para la otra persona. Sin embargo, expresar cómo nos sentimos no solo es muy válido, sino que además es muy necesario.

Al hablar de lo que nos ocurre, nos hacemos conscientes de nuestras propias reflexiones y sentimientos, tenemos la oportunidad de recibir otros puntos de vistas o interpretaciones de lo que nos ocurre. Escuchar a los demás y escucharnos, nos ayuda a construir relaciones más sanas y sentirnos mejor.

Puedes pensar que no es necesario acudir al psicólogo si ya tienes personas a tu alrededor que te quieren, te escuchan y te aconsejan, pero ir al psicólogo es algo diferente. Es un profesional formado para ayudarte a:

  • Evaluar tu conducta, pensamientos y emociones.
  • Identificar aquello que te está impidiendo sentirte bien y satisfecho.
  • Proponerte un objetivo de mejora para que TÚ mismo, con su ayuda, seas capaz de encontrarte mejor.
  • Tomar conciencia de quién eres y qué quieres para poder tomar decisiones que te proporcionen bienestar.
  • Al ser una persona externa a las relaciones de tu día a día, puede aportarte una visión diferente a la de tu entorno. Además, jamás te juzgará por lo que dices.
  • Descubrir técnicas para alcanzar tus objetivos.

Cuidar nuestra mente es tan importante como cuidar nuestro cuerpo. Por esa razón, al igual que vamos al médico o al dentista también es importante que valoremos ir al psicólogo para cuidar nuestra salud mental y estar al 100% cada día.

¿Te animas?

Si todavía no te hemos convencido o quieres tener una primera toma de contacto, te recomendamos escuchar estos podcast sobre salud mental.

Carmen Barceló
Psicóloga clínica en el Hospital Quirónsalud de Málaga

¿Has aprendido algo con este artículo?

5 / 5. Recuento de votos: 1

Recuento de votos: 0