Artículos / Sueño / Blog

Cuando tu cerebro esta “despierto” y tu cuerpo “dormido”

Artículos / Sueño
Cuando tu cerebro esta “despierto” y tu cuerpo “dormido”

La parálisis del sueño.

Despertarse. No poder moverse: ni girar la cabeza, ni levantar los brazos, ni estirar las piernas, y menos abrir la boca para pedir ayuda. Nada. Eso es la parálisis del sueño. Y si alguna vez te has sentido así, significa que tú también has sufrido esta “agradable” sensación.

Los trastornos del sueño, como el que describíamos anteriormente, como los de alimentación, son igualmente importantes ya que un buen descanso es un pilar fundamental para nuestra salud.

La parálisis del sueño se produce durante la fase REM del sueño, cuya característica principal es la ausencia de tono muscular. ¿Qué quiere decir esto? Pues que los músculos que propician nuestros movimientos están paralizados. Esta “congelación del cuerpo” se produce cuando despertamos y, en ocasiones, puede acompañarla el sentimiento de presión en el pecho, lo que genera mucha angustia en las personas que la padecen.

Cuando sufrimos esta parálisis, estamos en un estado entre el sueño y la vigilia, y por ello, podemos llegar a sufrir alucinaciones, ya que el cerebro sigue procesando las imágenes que hemos soñado y estas se superponen a las reales.

¡Vamos, lo que todo el mundo desea que le pase en medio de la noche, antes de un examen!

¿Qué podemos hacer para prevenir la parálisis del sueño?

No te preocupes, aquí te damos varias claves con las que evitarás que esto vuelva a pasarte:

  1. Evita tomar bebidas excitantes: refrescos con cafeína, café o té.
  2. Evita también tomar chocolate antes de irte a la cama.
  3. Mantén una higiene del sueño correcta.
  4. Evita las pantallas antes de dormir.
  5. Intenta mantener una rutina horaria de sueño.

¿Has aprendido algo con este artículo?

0 / 5. Recuento de votos: 0

Recuento de votos: 0