All I want for Christmas is un poquito menos

Inicio > Blog > > All I want for Christmas is un poquito menos

DKV

Artículos

All I want for Christmas is un poquito menos

Temática: Artículos - Salud y Medio Ambiente -

Navidades sostenibles y sin desperdicio

¡Oh, Navidad, dulce Navidad! Llega ese momento del año en el que Mariah Carey suena en todos los comercios, las calles se inundan de luces (y de multitudes) y nuestra barriga se debate entre pedirnos un polvorón más o un poquito de tregua. 

Es bien sabido que las Navidades son fechas de excesos pero esto, además de afectar negativamente tanto a la salud como al bolsillo, afecta a nuestro planeta y, por lo tanto, es nuestra responsabilidad pensar un poquito más con la cabeza y un poquito menos con el estómago. Seamos realistas, es imposible comer tanta comida.

En Stay Healthy queremos evitar que la mitad de tu menú navideño termine en la basura y conseguir que disfrutes de unas Navidades sostenibles. Por eso, queremos darte varios tips para que ayudes a tu familia a planificar las fiestas de forma consciente y responsable con el medio ambiente:

  1. Planificad el menú con antelación y siendo realistas. Si sois 6 personas, no comeréis como 600. Dedicad tiempo a pensar qué comeréis cada día y valorad juntos qué cantidades serán necesarias. 
  1. Preparad una lista de la compra y, lo más importante, ¡cumplidla! Una vez tengáis claro el menú, anotad todos los ingredientes que necesitaréis. De esta manera, será mucho más sencillo hacer la compra. 
  1. Al ir a comprar, no olvidéis llevar bolsas reutilizables. Un gran poder implica una gran responsabilidad y una gran compra implica un gran número de bolsas para poder transportar todo… ¡Evita el plástico de un solo uso!
  1. No compréis alimentos que no os gustan solo porque “es tradición”. Todos sabemos que ese turrón no le gusta a nadie, siempre es el último superviviente y no precisamente por pena… ¡No lo compréis! Nadie lo echará de menos. 
  1. Recetas de aprovechamiento. Si las mates no son vuestro punto fuerte y, a pesar de haber planificado el menú y las cantidades, todavía sobra… ¡Creatividad al poder! Pensad, ¿qué más podría cocinarse con esto? El 90% de las veces es muy posible que se puedan hacer unas croquetas y, ¿a quién no le gustan?. Si buscas más ideas para convertir tus sobras en la guinda del pastel de tu próxima comida, te recomendamos que eches un vistazo a este artículo
  1. El congelador, también es una buena opción. Si aun así sigue sobrando comida ¡Congeladlo! Frozen nos enseñó “Let it go”, pero en este caso… ¡mejor quédatelo!
  1. Convierte al invitado que nadie quiere ver en tu mejor aliado. ¡Envases, envases y más envases! Son el invitado que nadie estaba esperando y que, sin embargo, nunca falla. Ni se comen, ni incorporan un jingle navideño (por lo menos todavía) pero nos pueden ayudar a pasar una tarde divertida o convertirse en el mejor regalo para tu Amigo Invisible. Descubre cómo haciendo click aquí.

¿Has apuntado todo? ¡Ahora tu misión es contarlo en casa y ayudar a preparar todo! Esperamos que este post pueda ayudaros a llegar a enero un poco más felices y un poquito menos empachados. 

¡Felices Navidades sostenibles! Y recuerda… ¡Para gustos los colores, no los turrones!

¿Has aprendido algo con este artículo?

0 / 5. Recuento de votos: 0

Recuento de votos: 0