Blog

El chorizo en las lentejas, ¿lo tomas o lo dejas?

adolescencia / chorizo / legumbres / salud

¿Es una alimentación totalmente equilibrada tomar la legumbre con cereal, sin chorizo?

Coach anónimo

Hoy queremos dar respuesta a otra de las preguntas que nos hace uno de nuestros coach de la salud. Su inquietud está relacionada con las legumbres, pero sobre todo con el chorizo. ¿Es adecuado prescindir del él en platos como el clásico de lentejas con chorizo? ¿Estaremos obteniendo las suficientes propiedades a pesar de que no contemos con una pieza del omnipotente embutido?

Hemos recurrido a nuestra Doctora Beatriz Torres, especialista en Nutrición y colaboradora estrella de nuestro blog, para resolver esta duda.

Las legumbres forman parte fundamental de nuestra dieta mediterránea y es recomendable su consumo entre tres y cuatro veces por semana así como el consumo de cereales a diario. Sobre todo, son alimentos que destacan por su versatilidad y pueden combinarse con infinitud de alimentos. En relación a la pregunta de nuestro coach, Beatriz Torres no cuenta que «las lentejas, por ejemplo, son un plato combinado muy nutritivo, ya que incluye verduras; que aportan agua y son ricas en vitaminas, antioxidantes, minerales y fibra, legumbres; que aportan, sobre todo, hidratos de carbono, pero también proteínas, vitaminas, minerales y fibra y patata o arroz. Además se puede acompañar con un poco de pan». Todo ello hace que en un mismo plato podamos consumir una cantidad muy variada de nutrientes imprescindibles para nuestro día a día -ahora entendemos por qué es tan típico en nuestra gastronomía-. Acerca de la relación de este plato con el embutido, nuestra Doctora afirma que «el chorizo se trata de un embutido y su consumo debería ser de forma ocasional».

¿Es una alimentación totalmente equilibrada tomar la legumbre con cereal, sin chorizo? Nuestros expertos han hablado y la respuesta es: sí, siempre que sea acompañada de verduras y patatas. De hecho, lo más correcto sería no acompañarlas siempre de carnes grasas o embutidos y optar por opciones más ‘light’, aunque igual de sabrosas.