Blog

¿Por qué es el desayuno tan importante?

adolescencia / alimentación saludable / desayuno

¡Uno, dos y tres! Repite conmigo: el desayuno es la comida más importante del día. Nos lo llevan diciendo desde que tenemos uso de razón, aunque actualmente han salido a la luz una serie de voces discordantes. Por ello, en el artículo de hoy queremos resolver el enigma. ¿Es el desayuno tan importante en realidad?

Aún no sabemos si es la comida más importante del día, pero desde luego es la primera. El desayuno constituye nuestra primera toma de contacto con los alimentos -fuentes de energía- durante el día. Además, ocurre cuando venimos de un tramo de ayuno de, aproximadamente, diez horas. Estas dos características han sido claves para que se considerase tan crucial en nuestras jornadas. 

Para entender el significado del desayuno en nuestra cultura tenemos que remontarnos a otros tiempos, cuando las labores cotidianas de la población consistían en trabajos de fuerza física y arduas jornadas lejos del hogar. Entonces, el desayuno adquirió tanto peso por dos motivos: para no desfallecer durante el día y poder rendir con los esfuerzos y porque no se sabía con exactitud cuándo o qué se consumiría en la siguiente comida.  

El desayuno en tiempos modernos

La sociedad ha cambiado, igual que lo han hecho nuestros trabajos, nuestras costumbres y nuestro ritmo de vida. Las ingestas alimenticias que realizamos diariamente están ahora más planificadas y “aseguradas”, sin embargo, el desayuno sigue teniendo el peso de épocas ancestrales, con la diferencia de que ahora contamos con una amplia información nutricional. El desayuno en nuestros tiempos tiene una función imprescindible no exactamente para obtener energía para nuestra rutina, sino para evitar atracones o picoteos intermitentes a lo largo de toda la mañana.

El paradigma del desayuno a toda costa, el que aparece en los anuncios y películas, lleno de alimentos industriales, bollería o zumos azucarados, ha caído oficialmente en descrédito. Ahora sabemos que, más que el cuándo, importa el qué y el cómo. Los dietistas sostienen que lo importante es el conjunto dietético del individuo y que el desayuno, como el resto de nuestras ingestas del día, debe contener alimentos considerados saludables en cualquiera de ellas. No por ser el desayuno podemos tomar alimentos que no viésemos con buenos ojos en el almuerzo o la cena, por ejemplo.

Por lo tanto, respondemos a la pregunta de uno de nuestros coaches sobre si de verdad es tan importante el desayuno con un rotundo SÍ, pero no a cualquier precio; solo si seleccionamos alimentos de calidad y saludables, tal y como debemos hacer en el resto de nuestras comidas.